Microblogging: ¿te comprarías a ti mismo?

“En el ámbito de las ventas lo tengo claro: no vas a vender nada, al menos nada reseñable, si no aprendes primero a venderte a ti mismo.

Para venderte, debes accionar la creencia en ti. Esta creencia debe hacer que desees sinceramente comprarte a ti mismo y sin duda, te abrirá las puertas del éxito”.

JML

Anuncios

Microblogging: Influencia corporativa

A veces pienso que clase de persona sería si hubiera nacido en otro país. Probablemente tendría otra manera de vestir, otra religión, otros hábitos alimenticios, etc.

Extrapolando esto al plano profesional, la empresa o las empresas donde trabajemos, su organización interna y su cultura corporativa, van a influir en nuestro propio desarrollo profesional.

¿Debe preocuparnos esto?

JML

Microblogging: marca intangible.

“Desarrollar una marca no es hacer un bonito logo.

Ni un packaging llamativo.

Ni tener la mejor web del sector.

Construir una marca va mucho más allá de lo tangible…

Desarrollar una marca es dotar a la organización de una personalidad propia y establecer gradualmente un territorio donde engrandecerla”.

JML

Microblogging: marca y talento.

“Sin marca puedes tener clientes…

Proveedores.

Trabajadores.

Pero no puedes tener atracción de talento.

Sin atracción de talento…no se pueden conseguir resultados extraordinarios”.

JML

Microblogging: Jefe o líder.

LIDERAZGO

Cuando el jefe no es líder puede hablar, pero no puede transmitir.

Puede gestionar personas, pero no puede distinguir las distintas necesidades de los miembros de su equipo.

Puede caer bien y tener cierto carisma, pero no es un espejo que provoque en las personas altos niveles de realización profesional

Cuando el jefe frena al líder, está frenando a su propia compañía.

¿Frenáis, os frenan?

Pensad.

JML

Microblogging: Hormonas.

¿Eres un profesional con química? ¡Seguro que sí!

“Consciente o inconscientemente generamos DOPAMINA para mostrar a nuestros clientes que nos apasiona nuestro trabajo, usamos la SEROTONINA para comunicar al receptor nuestras emociones positivas, la GABA cuando nos mostramos serenos ante un problema, la OXITOCINA cuando nos concentramos en escuchar a la otra parte y por último, la ACELTILCOLINA para hacer palpable nuestro deseo de aprendizaje y mejora continua.

Me gusta saber que hay una base científica que explica la pasión por lo que hacemos”.

JML.