Microblogging: Jefe o líder.

LIDERAZGO

Cuando el jefe no es líder puede hablar, pero no puede transmitir.

Puede gestionar personas, pero no puede distinguir las distintas necesidades de los miembros de su equipo.

Puede caer bien y tener cierto carisma, pero no es un espejo que provoque en las personas altos niveles de realización profesional

Cuando el jefe frena al líder, está frenando a su propia compañía.

¿Frenáis, os frenan?

Pensad.

JML

Anuncios

Microblogging: Hormonas.

¿Eres un profesional con química? ¡Seguro que sí!

“Consciente o inconscientemente generamos DOPAMINA para mostrar a nuestros clientes que nos apasiona nuestro trabajo, usamos la SEROTONINA para comunicar al receptor nuestras emociones positivas, la GABA cuando nos mostramos serenos ante un problema, la OXITOCINA cuando nos concentramos en escuchar a la otra parte y por último, la ACELTILCOLINA para hacer palpable nuestro deseo de aprendizaje y mejora continua.

Me gusta saber que hay una base científica que explica la pasión por lo que hacemos”.

JML.

Microblogging: Autocrítica

“No me preocupa que la gente se equivoque o que cometa errores en su trabajo, me preocupa que no sean conscientes de que lo están haciendo mal o de que se han equivocado.

Se practica muy poco la autocrítica en esta sociedad”.

 

JML

Microblogging: “Proveehorrores”

“Rodearse de buenos proveedores y huir de los “proveehorrores” es una estrategia fundamental para optimizar los procesos internos de las compañías”.

JML

Microblogging: Empresa

“Me gusta la sensación de cuando uno empieza a notar con cierta continuidad que su trabajo en general, o que un determinado proyecto, es un entretenido juego de estrategia y construcción”.

 

JML

NO VAMOS A DAR PENA A NADIE

Hoy, en un momento de melancólica añoranza de mis tiempos como demandante hiperactivo de empleo, me he percatado que hace ya mucho tiempo que no escribo sobre una de las temáticas que más me gusta, el mercado laboral, el empleo, los R.R.H.H. o cómo más os guste llamar a esta rama. Rápidamente, he invocado a mi imaginación, advirtiéndole de que necesitaba alguna temática de esta materia, para desarrollarla un poco y cultivar intensivamente, un nuevo artículo para la Bolsa de Lanza.

Como de costumbre, mi imaginación no me ha fallado (En otras cosas no puedo aseverar lo mismo con tanta rotundidad) y me ha conducido a una idea, sobre la cual, tratarán las siguientes líneas.

Hay una nueva estrategia, hija de la crisis, que observo a menudo cuando me muevo por entornos laborales 2.0. llaménse Linkedin, Tuiter y hasta en el “cara libro” o Facebook, donde ahora, dicen los entendidos, que están también buscando las empresas. A mi entender Facebook no es para eso, pero bueno, no soy yo quien decide sobre esto.

Esta estrategia consiste en “dar pena” y a mi entender, no funciona y no debe ser usada bajo ningún concepto.

Las empresas nacen con un objetivo que predomina sobre los demás: GANAR DINERO, PASTA, PARNÉ, PLATA o cómo queráis llamar al poderoso caballero. Este objetivo choca frontalmente con cualquier acto de caridad o humanidad, de tal modo que por mucho que el candidato se esmere en conseguirlo, no va a dar resultado.

He visto casos de muchos tipos:

Acciones espontáneas donde el candidato ponía su foto, muchas veces, mas personal que profesional, acompañada de un manifiesto donde explicaba lo pobre que es, el número de hijos que tiene y otras cuestiones de carácter personal que no vienen a cuento.

Otra mala práctica es responder a publicaciones de empresas en Redes Sociales ofreciéndose para hacer cualquier tarea que se les ocurra en ese momento. He visto casos que pedían trabajo por esta vía, en una publicación donde la empresa estaba dando una noticia relacionada con su sector de actividad.

Por ejemplo, la Pescadería Pepito Boquerón S.L. publica en su perfil:
“Descienden las ventas de pescado tras la noticia del Anisakis…” Y a renglón seguido aparece el comentario: “Soy Fulanito de la Calzada y tengo mas de treinta años de experiencia como pescadero, pueden ver mi CV en..”

¿Acaso la empresa está buscando pescadero? ¿Es ese el conducto idóneo para solicitar el empleo? Pues no. En el 99’9% de los casos esas acciones no van a funcionar. Yo os recomiendo que no las uséis, las empresas no deben verte débil, más bien todo lo contrario.

Otro caso, es aquella publicación por parte de la empresa en RRSS, en la que si se está ofreciendo un puesto de trabajo. También indican la manera de optar al proceso de selección, REQUISITOS, dónde hay que enviar el CV, etc. Pues nada, a los pocos segundos ves abajo los comentarios de candidatos argumentando las ganas que tienen de empezar, que si tienen 4 hijos pequeños, que veas su perfil en no se dónde…Queridos candidatos, esto no funciona. Hay que seguir los pasos que nos indican y abstenerse de aplicar si no cumplimos los requisitos.

Ya por último sólo me queda decir una cosa importante. Importante no, vital. El momento o lugar en el que tendremos que esconder nuestras penas, es la entrevista personal. Evitaremos lo personal y nos centraremos en que vean quiénes somos profesionalmente. Mostraremos confianza, valentía. No pena ni cobardía, todo esto sin parecer altivos. Seguro que nos irá un poco mejor.

No quiero, puedo, ni debo, terminar el post sin usar la palabra COMPRENSIÓN.

Compresión por todos aquellos que han o están fallando en esto. Yo mismo he cometido fallos de este tipo. Muchas veces es muy difícil aislar la realidad personal de la profesional, no obstante, os animo a hacerlo. Tenemos que lucir con brillo el profesional que llevamos dentro y dejar de dar pena porque NO VAMOS A DAR PENA A NADIE.

Hasta otra amig@s!!!

(Espero no haber herido a nadie con este post)

Compartiendo esto, estás ayudando a los parados a que accedan a nuevas formas de pensamiento y en un futuro, puede que a un empleo.