Ni mi ignorancia, ni mi silencio


Sabiendo que muchos de los principios del mundo empresarial provienen muchas veces del ámbito militar, ahora más que nunca, muchos AUTÓNOMOS Y EMPRESARIOS tenemos una batalla que librar.

Vienen meses para sujetar el cuchillo con los dientes.

La táctica debe ser combatir con afiladas uñas la bajada de precios que todos reclaman y que emana de las actuales penurias del mercado. Debemos dar mil vueltas a todo y activar infinitas palancas para no perder rentabilidad -ni liquidez- en cada operación que efectuemos. Acción.

Todo ello, sin alejarnos del cliente, aunque no sepamos si va a poder pagarnos. No nos queda otra: con ellos a muerte. Desde hace años y hasta ahora, el gobierno (sin entrar en signos) ha contribuido poco, mal y no lo ha puesto nada fácil.

Varias cosas claras:

1. Todos estamos fastidiados, dejemos ya de dar pena para ahorrarnos tres duros.

2. El sistema no debe contar con nuestra ignorancia ni con nuestro silencio.

3. La situación no debe empujarnos a repercutir la incompetencia generalizada en nuestra integridad profesional con nosotros mismos ni con nuestro entorno.

4. Aunque operamos en un mundo fabricado para los oportunistas y charlatanes, debemos ser profesionales y no abandonar la obsesión por la productividad y la excelencia en el servicio.

¿Algo que añadir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s