S.O.S. – tenibilidad.


Hace más de una década, cuando yo era un jovenzuelo completamente ajeno al mundo empresarial, sonaba en España un grupo musical llamado “El último de la fila”.

Este nombre del grupo musical, es lo primero que se me ha venido a la cabeza hoy cuando he decidido abordar el tema de la sostenibilidad en las empresas.

¿Qué es la sostenibilidad en una empresa?

Formalmente, no hablamos de sostenibilidad, sino de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), para referirnos a aquellas actuaciones que hacen las empresas con el fin de compaginar su crecimiento competitividad con el desarrollo social y con medioambiental.

Oye…¡este rollo apesta a gastos superfluos! Pongo la mano en el más estuoso fuego que nos podamos encontrar y afirmo con la cabeza erguida, que es este,el pensamiento que recorre la mente de cualquier empresario medio español, cuando se le propone alguna medida relacionada con este aspecto.

Gasto, gasto, gasto…esto de la RSE suena a gasto, inversión. Tal y como está el panorama empresarial con las cuentas de resultados en rojo, las deudas y compromisos de pago azotando con virulencia el tejido de nuestras Pymes , no tenemos tiempo para estas actuaciones freakys.

Os voy a contar una anécdota curiosa en este campo de la Responsabilidad Social empresarial.
Como ya supongo que imagináis, a mí, si me preocupaba implementar este tema en la compañía para la que trabajo en la actualidad. Poniéndome manos a la obra, y tras investigar un poco por las RRSS profesionales, me puse en contacto con una empresa para que me explicara por encima cómo se implementaban estas actuaciones en materia de sostenibilidad.

“Nosotros trabajamos más con mercados exteriores, son pocas los empresas españolas que se interesan por estos temas”

¡Ooooooooooolé toro!

Y es que la mayoría de empresas españolas, pasan olímpicamente de este tema por el simple hecho de que son completamente inconscientes, de que medidas de este tipo pueden suponer ahorros importantes de costes e incluso ingresos, ya sean estos, provenientes de la gestión de eficaz de residuos o provenientes de subvenciones recibidas, que aunque escondidas, existen en los organismos públicos con los que contamos en este país.

¿Qué beneficios o ventajas podremos conseguir?

La primera es clara, evitar sanciones por incorrectas actuaciones medioambientales. También podríamos hablar de que podríamos encontrar nuevos nichos de mercado. Muchas empresas están obteniendo beneficios derivados de la gestión eficaz de sus residuos. Se han dado cuenta de que lo que antes tiraban, o incluso lo que antes pagaban porque se les retiraran estos desperdicios, se ha convertido en una potencial fuente de ingresos. Han descubierto que existen otras empresas, que pagan por ellos. Los residuos de una empresa, son ahora la materia prima principal de otra.

En mi sector y en la empresa para la que trabajo, llevábamos muchos años tirando las vejigas de la rosada. No sabíamos que para ciertas empresas de cosméticos, ese asqueroso trocito de tripa, era el principal ingrediente. Desde que investigamos un poco en el tema, obtenemos ingresos cuantificados en miles de euros.

También, para hacer negocios con el exterior, generalmente más desarrollado que España, nos van a exigir cuestiones en materia de RSE. Si no las tenemos correctamente implantadas, estaremos en fuera de juego a la hora de aprovechar ese nicho de mercado derivado del comercio exterior.

La tercera y última gran ventaja que quiero mencionar es la obtención de Sellos de calidad ambiental y RSE. Prestigio y mejora de imagen en estado puro para nuestra compañía.

Hemos hablado antes de ahorro de costes y de generación de ingresos. La generación de estos ingresos la hemos visto con el ejemplo de la venta de residuos que antes tirábamos a lo más abisal de nuestros contenedores. El ahorro de costes en este campo, aparece súbitamente cuando analizamos el consumo de energía eléctrica, agua u otros suministros. Tras realizar estudios relacionados con este ámbito, podremos descubrir toda la energía que “se escapa” sin que nos demos cuenta por las rendijas de nuestra empresa. Poner medios para subsanar estas fugas, no nos generará otra cosa que ahorro. El que no quiera verlo es ciego. La utilización de energías renovables, también nos permitirá ahorrar, sustituyendo las fuentes tradicionales energéticas por otras, más comprometidas con el medio ambiente, y además, más baratas.

Que sí, que ya sé que algunas de estas instalaciones suponen una importante inversión inicial. Pero joder, no vivimos sólo en el corto plazo. Vamos al menos a analizar en cuantos años amortizaríamos inversiones de esta índole y vamos a ponerlas en marcha ya.

Invertir en activos poco rentables a corto y nada rentables a largo plazo, lo hacemos todos los días: Edificios, flota, maquinaria, etc. Invertir en cosas tan rentables a largo plazo como la sostenibilidad, es una quimera a día de hoy en España.

A los que ya me conocéis, no os resultará extraño que me ponga a hablar de personas. En materia de RSE, la concienciación del personal para que aprenda a ahorrar costes con sus prácticas cotidianas, debe ser piedra angular cuando se pretende instaurar esta filosofía de sostenibilidad en las empresas.

Concienciar a los empleados mediante divertidas dinámicas de grupo, son herramientas que están utilizando y ofreciendo empresas como BIOTZGROUP, que además posibilitan el acceso a la sostenibilidad de una manera progresiva, económica, adaptada a la realidad financiera de la empresa y lo que más me gusta, rápida y ágil.

Han pasado ya catorce años desde que la Comisión Europea, nos enseñase su Libro verde para fomentar la Responsabilidad Social de las empresas y aquí sólo un pequeño porcentaje de las compañías fomentan estas prácticas. Para salvar el culo y huir de sanciones administrativas, todos nos apretamos los machos en España.

Como fuente generadora de ahorro y de ganancia de competitividad, estamos a años luz de otros países y avanzamos como en casi todo. Como siempre, llegaremos a la meta. Sí, llegaremos, pero tarde y mal.

No pasa nada, todos los políticos nos dicen que estamos saliendo de la crisis y que estamos mejorando nuestro tejido empresarial.

No creáis lo que vean vuestros ojos, mejor creed lo que os cuentan en la tele.

Total, si en mi ciudad, Málaga, ayer “celebramos” que el paro había bajado del 30%

Acaso y valga la redundancia , ¿me va a sorprender que se sorprendan de que una empresa española vaya a apostar por temas de RSE?

Rotundamente, NO.

Nosotros vamos a mejorar en esto…¿Vosotros?

Un abrazo sostenible para todos mis lectores.

🙂

Anuncios

Me gustaría conocer tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s