MANAGEMENT, COACHING, LIDERAZGO: ¿PATRAÑA?


Es tiempo de crítica.

Crítica que implica autocrítica.

Siempre he sido muy partidario de ella.

La primera burbuja de management no se produjo en este mundo virtual 2.0. en el que vivimos. Ya en la década de los noventa, hubo un boom. Se publicaban libros de temática empresarial como rosquillas, todos los métodos que surgieron como de la nada, se vendían como un éxito seguro para su compañía, no importaba el sector en el que operases ni la foto de tu situación en ese preciso momento. Todos esperaban salivando, la salida a las tiendas de un nuevo éxito, para leerlo y luego vomitar su jerga, sin pararse a pensar ni un momento, si existía una viabilidad física,económica y financiera, para hacer realidad esa nueva doctrina en mi empresa. 

Y después de esto,vino la segunda burbuja de management, la de nuestros días.
¡Estamos salvados, hemos encontrado la gallina de los huevos de oro! 

Con la explosión 2.0. que experimentamos por primera vez hace ya un tiempo considerable, se creó un vergel infinito en el que individuos como yo, podíamos retozarnos y revolcarnos como cerditos en barro, recibiendo y aportando información al libre albedrío y creando disciplinas en las que gastar parte de nuestro tiempo. Bueno en realidad, yo he empezado hace poco más de un año, pero me incluyo en la cesta para hacer ejercicio de auto crítica y puesto que escribo sobre estos temas en la actualidad.

Si hablamos de disciplinas como la organización empresarial, liderazgo, coaching, los recursos de los que disponemos para encontrar la clave del éxito son asfixiantes, innumerables, cuantiosos…

En este campo, pocos son los que se paran a pensar si todas las aportaciones teóricas de estas disciplinas son la causa del éxito o el efecto del mismo, el detonante de un gran logro o la consecuencia de dicho logro.
Veamos. Leer cien libros de temática y aplicar con pasión todos sus principios y recomendaciones…¿Es sinónimo de éxito?,¿Es siempre posible? ¿No necesitaríamos primero haber tenido algo de éxito para obtener los recursos que te permitan aplicar todas estas medidas? Acciones como: contratar verdaderos líderes, establecer unas medidas de conciliación laboral utópicas, recompensar generosamente, motivar con acciones vírales tienen un coste que no todo el mundo se puede permitir.

Yo pienso que no es tan fácil establecer una cultura corporativa de manual, cuando por ejemplo, la situación financiera de la empresa es crítica. Primero hemos tenido que haber tenido éxito para obtener los recursos que nos permitan implantar todo esto que tan buena imagen y tan buenos resultados proporcionará a mi empresa. No iba a ser tan fácil el asunto. ¿No lo suponíais?

Otro concepto muy de moda es el liderazgo y sus teorías. En la repetitiva frase, casi doctrina, que nos invita y casi coacciona para que tengamos líderes carismáticos en nuestra empresa, podríamos echar el freno de mano y pensar en si se puede introducir de golpe y porrazo un líder carismático en cualquier organización que se nos antoje. ¿No ha debido esta persona ganarse previamente ese carisma mediante talento comprado con recursos provenientes de éxitos previos? Parece claro, para alcanzar el nivel de carisma que tuvo Steve Jobs, necesitó altas dosis de éxito previo, ganadas a base de trabajo duro, inteligencia y otros atributos bien distintos del carisma, que por tanto, no parece causa del éxito.

Siguiendo con el pequeño repaso de conceptos, quiero adentrarme ahora en otra forma de trabajar muy de moda: Se comenta y se lee que una empresa obtendrá mejores resultados si fomenta la autonomía de sus trabajadores, evitando así tareas muy mecánicas y repetitivas en forma de mecanismos de control, que entre otros efectos perniciosos, como un alto coste de oportunidad (durante el tiempo que estamos controlando estamos dejando de hacer otras tareas que posiblemente nos reportarían mayores beneficios), minan poco a poco la moral del subordinado, que tiene pequeñas crisis emocionales cada vez que le revisan su trabajo. Ahora bien, puedo yo implementar este sistema de otorgar autonomía si el perfil de mis empleados es más bien poco talentoso. Puede que para esto necesite trabajadores con talento. Y el talento, créanme, se paga mediante un éxito prevío. Otra vez necesito del éxito para establecer medidas de autonomía que eviten el micromanagement (Serie de tareas repetitivas que establece el superior para controlar al subordinado). 

Ya el culmen lo alcanzamos cuando hablamos de la necesidad de tener pequeños emprendedores dentro de nuestra empresa. Pedir que todo el mundo aporte ideas, sea lanzado, proactivo, a veces y en determinadas ocasiones, no es la mejor solución. Cuidado, puede que sea altamente beneficioso para mi empresa de 100 trabajadores, que tres o cuatro de ellos (un 3% – 4% de la plantilla) tengan un marcado y claro perfil emprendedor. Pero si este porcentaje se elevase sin mesura, podríamos encontramos con graves problemas de indisciplina, altas asunciones de riesgo…No hay que olvidarse que la gente brillante es normalmente más difícil de dirigir y de encajar en las maneras tradicionales de trabajar de la compañía. También tendríamos que controlar el hecho de que suelen ser personas amantes del riesgo, que creen y apuestan con mayor frecuencia que otros, por cambios e inversiones difíciles, que no siempre tienen porque salir bien. A fin de cuentas son personas y también se equivocan. De esta manera, llenar tu empresa de emprendedores no es sinónimo de tener éxito garantizado, más bien de lo contrario. Sin embargo, con éxito previo, si podrás tener y mantener a ese pequeño porcentaje que tan importante es para tu compañía.

Uno de los sueños de última moda, y que yo mismo, también veía como causa del éxito, es el tema de conceder beneficios a los empleados con el fin de mejorar el clima laboral, la motivación. Ya nos gustaría a muchos poner siete PlayStations4 en el office, aumentar el tiempo de los descansos, regalarles maravillosos viajes a los empleados más productivos, dedicar más minutos a realizar juegos en equipo y otra serie de medidas aplicadas por gigantes como Google, Apple, etc. No amigos, para poder hacer eso, debimos o necesitaremos tener un éxito previo. Todo ese marco teórico práctico tan bonito requiere de una inversión en tiempo y dinero, que no todos los sectores, empresarios, empresas, pueden permitirse. Para que en un futuro sea posible, otra vez más habrá que emplear muchas horas de trabajo duro, esfuerzo, constancia. Sin mucho de esto, no llegará el éxito ni nada de lo anterior.

La idea de escribir este post surgió cuando un buen amigo, me invitó a leer esté artículo. Sin duda, la reflexión que analizaba la relación causa efecto de todas estas variables que hemos leído, me pareció de lo más interesante y me sirvió para llegar a entender que hasta que con mucho esfuerzo, trabajo, tiempo, haya alcanzado dignas cotas de éxito profesional, no consideraré como una causa del éxito de nadie, ninguna de las aportaciones que hago periódicamente en este blog. Como decía antes me autocritico y os advierto que muchos de los consejos personales que doy o que he dado son aún desde la inexperiencia, o al menos desde una experiencia profesional y personal a la que le queda mucho que crecer, por eso deben ser leídos e interpretados con cautela.

Entenderé desde hoy que cada consejo que doy, no va a funcionar en otros  si no van acompañados del trabajo y de los muchos y muy duros esfuerzos que en cada momento realicé. 

Tampoco funcionarán si no son guiados con cierto talento o al menos algo de cordura, claro. 

Y caerán en saco roto si no nos armamos de paciencia y constancia.

Esto es lo que pienso.

Anuncios

Un pensamiento en “MANAGEMENT, COACHING, LIDERAZGO: ¿PATRAÑA?

  1. Muy Buen artículo. Las teorías de management, liderazgo, etc son muy útiles y las últimas novedades las comparto (menos jerarquías, más autonomía), pero siempre hay que mantener un espíritu crítico.
    – No todo lo que funciona en una organización tiene porque funcionar en otra.
    – No confundir causa con consecuencia. El carisma de Steve Jobs es la causa del éxito de Apple o es su carisma una consecuencia de esté éxito?

    Por poner un ejemplo: Apple, la referencia de empresa innovadora y de éxito, es una donde mas micro management existe por lo que se de referencias personales (Y se sabe bien que Steve Jobs revisaba en persona diseños!).

    Donde cuadra eso con las nuevas teorías de liderazgo?

Me gustaría conocer tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s