¿ME COMPRO UN FORD O UN TOYOTA?


Aunque pudiera o pudiese parecerlo, con esta pregunta no pretendo que me ayudéis a escoger mi coche nuevo. Ni mucho menos. Este que está escribiendo clasifica el hecho de comprar un coche nuevo dentro de las inversiones “tijera” Todo el papel invertido en esto, sufre un corte de al menos un treinta o un cuarenta por ciento nada más producirse el acto de la compra. Pero bueno, centrémonos. No estoy hablando de coches sino de sistemas de producción y quiero presentar a dos de ellos y haceros pensar en las ventajas e inconvenientes derivadas de la adopción de cada uno de estos sistemas.

El señor Henry Ford, a finales del Siglo XIX, diseñó un sistema de producción en serie, en el cual se vislumbraban muy resumidamente los siguientes aspectos:

El sistema era generador de una producción en serie, que partiendo de los factores productivos o imputs (trabajo, materia prima,etc.) empujaba a estos últimos, a seguir un proceso automatizado, lineal y rígido que no tenía otro fin que conseguir altos volúmenes de un determinado producto. Sí. Consenguía sin duda altos volúmenes de producción y lo hacía privando al trabajador, de cualquier tipo de poder sobre el proceso de producción. El trabajo de cada individuo estaba muy definido y medido para cada parte del proceso. El sistema apostaba por la especialización de cada trabajador haciéndolo una verdadera máquina de producir, siempre que no lo moviésemos de las funciones que se le asignaron inicialmente. Las tareas se homogeneizaban, los tiempos se reducían y los menores costes producían sonrisas en los empresarios. La productividad aumentaba.

Pero lo mejor, aún no os lo he contado: el fordismo también pretendía alterar las pautas de los consumidores, sus hábitos: lo hacía mediante precios bajos y salarios altos que incitasen al consumismo de sus propios trabajadores, que terminaban absorbiendo buena parte de la producción de su empresa. Por aquellos tiempos, Henry quería reactivar la economía propiciando una espiral consumista. El aumento de salarios se sostuvo con la reducción de costes pero ahora había que conseguir cumplir tres objetivos:

– Jugar siempre en un estadio de altos niveles de demanda, para que no se acumulase excesivo stock, generador de coste para el producto.

– Que las pautas de consumo de los asalariados no cambiasen.

– Que el sistema de producción supiese reaccionar ante modificaciones en las características de los productos demandados.

Como espero que ya intuyáis, nada de esto se cumplió con lo cual se produjo la llamada “Rebelión de los trabajadores en la fábrica”. Los precios no se mantuvieron bajos, el salario no se mantuvo alto (la amiga economía es muy fluctuante, queridos) y ante tal situación los trabajadores comenzaron a sentirse alienados (locos,enajenados) por ese trabajo tan repetitivo, rígido y descualificado, lo que terminó desmoronando el fordismo allá por los años sesenta.

Y visto muy por encima esto, pues la vida de Ford es apasionante para los que le tenemos respeto, vamos a cambiar de marca pasando de Ford a Toyota, del fordismo al toyotismo.

El toyotismo surgió en Japón en las postrimerías de la II Guerra Mundial y basaba su estrategia en dos grandes pilares:

– Introducir innovación a grandes dosis en cada una de las tareas desarrolladas en los centros de producción.

– Implementar unos mecanismos de control interno altamente eficientes en las empresas.

En relación al primer punto, las innovaciones las plasmó con la adopción de un sistema de producción llamado “Just in time” (“Justo a tiempo”), con el establecimiento del “kanban” o etiqueta y en la organización del trabajo con estándares flexibles y tiempos compartidos. Es lo que OHNO, padre del toyotismo, llamó “mecanización con un toque humano”

Los trabajadores se convertían en herramientas más polivalentes y cualificadas por lo que reaccionaban antes y mejor, ante cambios en la demanda.
Justo a tiempo implicaba que las piezas había que incorporarlas a la cadena de producción en el momento y en la cantidad precisa; la última tarea, informaba a la siguiente, de la cantidad y del momento en el que tenía que proceder.
Las personas (trabajadores) eran las encargadas de intervenir cuando el sistema productivo, mecanizado y preparado para su detección, se veía afectado por anomalías. (Materia prima defectuosa, cantidad de imput insuficiente,etc.)

Con este sistema, el flujo de producción provenía de un flujo de trabajo establecido inicialmente y no de una producción forzada a fluir, que era lo que originaba el fordismo. La polivalencia o desespecialización de los trabajadores hacía posible al sistema responder al sistema con una respuesta formada por una más variada gama de productos. Con disitintas combinaciones de las mismas piezas, el sistema generaba productos finales mas diversos. El toyotismo tambien mejoró la comunicación interdepartamental de las empresas y contribuyó a contagiar estos hábitos a las empresas subcontratadas, pues hacía partícipe a estas últimas de los resultados de su innovación.

El objetivo último del toyotismo es la llamada aproximación a un stock nulo, que abaratase costes de almacenamiento y de conservación de la producción.

Y en relación al segundo punto, el establecimiento de mecanismos de control interno sobre condiciones de empleo, salarios e incentivos, está acompañado por controlar muy bien el exterior, es decir, conocer como la subcontratación se ha visto beneficiada por mi innovación.

Bueno, ya sólo me queda decir para terminar, que parece que el toyotismo puede responder mejor que el fordismo, ante un mercado incierto y diferenciado.

Termino el post LANZAndo una pregunta:

¿Cómo es el mercado en el que vivimos y qué sistema de estos dos adoptarías si decidieses crear u optimizar un centro de producción?

Chao amigos, espero haber escrito un post productivo.

Anuncios

Un pensamiento en “¿ME COMPRO UN FORD O UN TOYOTA?

  1. Pingback: LA PRIMERA GRAN CRISIS |

Me gustaría conocer tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s