OJOS QUE NO VEN MONTAÑAS RELLENAS DE TANQUES.


-¿Eres feliz?

Preguntaba a una chica joven, el intrépido periodista una vez que había conseguido poner algunos metros de por medio entre él y el férreo marcaje al que se vio sometido nada mas pisar tierras de aquel país.

Un momento, ¿alguien ha dicho país? A esa madriguera sin salida, de verdad que no se le puede atribuir, dicha palabra. No sería impartir justicia.

La respuesta fue uno de los síes menos creíbles y contundentes que he escuchado en los últimos tiempos, engendrado por el miedo, terror y demás temores que ese gobierno generaba a sus habitantes.

Antes que el primero de los periodistas, rozará con sus dedos del pié, esa tierra olvidaba, un embajador del esperpento ganaba metros entre el y su persona. Para sorpresa del mundo, este extraño ser, compartía nacionalidad con el periodista, pero desde hacía unos años, esta lúgubre figura, había hincado en su pecho, la insignia que le atribuía el dudoso honor de ser un conejo más, aunque menos ciego, dentro de la misteriosa dehesa que es ese “país”.

Su cerebro de conejo, y perdón por los conejos, había planificado un maravilloso tour, para enseñar al mundo y en especial a su país de origen, las maravillas que albergaba su nuevo hogar. Pudiera ser que su ceguera parcial, le hiciese pensar por un momento, que íbamos a tragarnos todas esas mentiras, pudiera ser. Como dato anecdótico, el coste del guía, fue de 6000 € por periodista, cifra muy razonable y módica en un país donde la horquilla salarial, camina entre 7 y 14 euros al mes. No busquéis nada, no faltan ceros.

Rápidamente pensé, al ver esas modernas edificaciones, esa organización milimétrica y esa falsa apariencia de paz, que labrar y cultivar estos logros, no tenían el más mínimo mérito. Dar al pueblo parte de lo que le expropiamos incluso antes de nacer no significa un gobierno justo, razonable ni tampoco, comunista.

Vivir en una una película bélica, burdamente camuflada, es lo que no han elegido ni podrán elegir los nacidos en la madriguera.

Cada plano grabado por la cámara de fotos o de video, tenía que cuidarse, de no cortar la cabeza a unas estatuas erigidas a unos individuos a los que todos llamaban líderes. La libertad del individuo ante semejante crimen artístico era el precio de no cumplir. 10 años de trabajos forzados en el peor de los casos.

En unas de sus apestosas revelaciones, el individuo que acompañaba a la expedición de periodistas, presumió de que por la noche mientras todos dormían, algunas montañas abrían sus compuertas haciendo brotar de su interior ríos de tanques y vehículos de guerra, tal y como se abre paso el agua por entre las grietas de la piedra.

Estaban en guerra con una de las potencias mundiales por lo que el fin justificaba los medios: Justificaba la patriótica receta de Montaña Rellena pero, ¿servía de justificante también para el hecho de privar al pueblo de información?

A mi entender, con esta privación, se está atentando contra los derechos fundamentales de las personas. Esto es más duro que condicionar la libertad de expresión.

¿Es esto una economía de guerra?

Pues veamos y juzguemos.

La economía de este país, al igual que su pueblo, está cerrada al exterior, este modelo se conoce como autarquía. El Comité de Planificación Estatal hace y deshace a su antojo, sus técnicos y economistas tienen un poder casi ilimitado para imponer la política del Songún (Los militares primero) y así destinar un 25% del Producto Nacional Bruto a partidas armamentísticas.

El Comité decidió que el Beneficio de las empresas esté gravado al 50% y no al 100% como en el sistema de asignación del presupuesto.

Los alimentos básicos no pueden ser comprados en las tiendas. Hay racionamiento. La población se alimenta de la ayuda humanitaria, buena gestión del comercio, si señor.
Problemas de escasez de alimentos y crisis de hambruna, sobreviven al S.XXI

Aunque no cumple o no podemos comprobar si cumple todos los requisitos, si que se basa en la Autarquía, mano de obra a bajo coste, incentivos a la industria pesada y armamentística y racionamiento.

Estas cositas no eran lo suficientemente importantes para ser contadas por esa cosa que hacía llamarse responsable de turismo o como leches se llamara el cargo que ostentaba.

Es un país donde ni el SIDA ha entrado, puede que por eso la joven “entrevistada” al principio, decía ser una persona feliz. La privación de información, excepto la accesible a través de la intranet nacional, ha hecho que la población use el “ojos que no ven, corazón que no siente” como bálsamo para sus penas.

Estas personas nunca conocerán la libertad, su delito, haber nacido allí.

El mundo los ha bloqueado gracias a sus líderes y vivir eso es su destino.

Me voy, indignado.

Feliz Domingo.

Anuncios

Un pensamiento en “OJOS QUE NO VEN MONTAÑAS RELLENAS DE TANQUES.

Me gustaría conocer tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s