FELIZ AÑO 2015

Son las 00:00:01 del 1 de enero del año 2015.

Considero que un momento perfecto para decir lo siguiente:

¡FELIZ 2015!

A tod@s aquellos que me habéis leido, motivado, reconocido, felicitado,etc. a través de mi blog: LA BOLSA DE LANZA

Y también a tod@s aquellos lectores que están por venir.

Sois el combustible que mueve este proyecto, nada tendría sentido sin vosotros.

José Manuel Lanza Pérez-Valenzuela.

Anuncios

INFLACIÓN, CANTIDAD DE DINERO Y SU VELOCIDAD DE CIRCULACIÓN.

Cada vez que echamos mano de la cartera o del bolsillo para pagar algo, estamos moviendo nuestro dinero de un sitio a otro. Esta persona, a la que por ejemplo, le hemos pagado el café , hará lo propio con ese euro. Tan pronto cómo lo necesite, se desprenderá de ese euro a cambio de algo. Pues bien, si contásemos el número de veces que un euro cambia de manos durante un periodo de un año, tendríamos definido lo que es la velocidad de circulación del dinero (V).

Un momento! ¿Se puede medir eso? Pues no es muy factible, la verdad. Por eso lo que se usa es el PIB Real que a corto plazo (menos de un año) está relacionado directamente con las transacciones.

Para relacionar La velocidad de circulación con la Oferta Monetaria (M), estuvo ágil el economista Fischer, obteniendo la siguiente expresión:

M x V = P x y

Siendo “M” la cantidad de dinero, “V” la velocidad de circulación del dinero,“P” el índice de precios e “y” el producto o renta nacional en términos reales.

Despejando V, obtendríamos

V= (P x Y)/M

que sería igual al VALOR de la PRODUCCIÓN entre la cantidad de dinero.

Y para entenderlo mejor, basta un ejemplo, supongamos un país en el que sólo se producen bananas Deluxe y en concreto, 1000 kg al año. El precio del kg es de 100 €. En este país hay una cantidad de dinero de soló 500 €

Si se venden todos las bananas, los habitantes se habrían gastado 100€ x 1000kg = 100.000 €.

Calcular V sería así de fácil:

V= (100€ x 1000kg /500€ = 200

La interpretación sería que para que los habitantes de este país se gastasen los 100.000€ antes mencionados y habiendo sólo 500 € en la economía doméstica, cada moneda de euro tendría que cambiar 200 veces de manos al año, en promedio.

Muy bonito, pero…

¿Para que sirve V? ¿Por qué es interesante conocer, y más aún, predecir su valor?

La respuesta está estrechamente relacionada con el tema de la Política Monetaria, con la cantidad de dinero necesaria a emitir. Una vez conocido el crecimiento y establecido un objetivo en cuanto a precios, conocer V se convierte en una cuestión esencial.

También sería importante conocer el caracter variable o constante de V.

Los Keynesianos lo tienen claro y ven la velocidad de circulación del dinero como algo variable, es decir, cambios en la cantidad de dinero afectan directa e imprevisiblemente a V.

En cambio, los monetaristas, de la mano de Friedman, demuestran que la velocidad de circulación es constante o al menos es predecible a corto plazo y, por tanto, que toda variación en la cantidad de dinero produce cambios sustanciales en el resto de las variables macroeconómicas.

Manuel Conthe, en un artículo titulado “Recetas monetarias”, explica la velocidad de circulación del dinero, poniendo como ejemplo el afán de muchos camareros por retirar el plato al comensal apenas lo juzgan vacío. En otras ocasiones, el camarero atribuirá imperiosamente a uno de los comensales esa última croqueta que la educación había dejado huérfana. Pero ese afán expropiatorio es comprensible: si el stock de platos es escaso (M3), cada plato tendrá que utilizarse varias veces (V) para poder servir todas las comidas (PIB nominal). Los camareros se tendrán que esforzar, pues, por aumentar su “velocidad de circulación” (V = número de veces que se usan los platos). Si multiplicamos el stock de platos (M3) por su “velocidad de circulación” (V), nos saldrá inexorablemente el flujo de comidas servidas al día. Ahora bien: si el propietario del establecimiento, optimista, decide aumentar la vajilla (M3) ¿hará eso que aparezcan automáticamente nuevos clientes (o que cada cliente pida ahora más platos de los que puede encontrar en el menú)? Así, si cada plato se venía usando 4 veces al día y la vajilla se duplica ¿se duplicará también el número de platos servidos? Parece que no.

Este ejemplo sirve a los Keynesianos para mostrar al mundo que la velocidad de circulación del dinero no es constante, en días de mucha actividad en el restaurante, los camareros se esmerarán por aumentar V, que crecerá de una forma más que proporcional.

Visto esto, el Banco Central Europeo, no tiene que estar tan preocupado por la cantidad de dinero. En este contexto de crisis, la velocidad de circulación es baja debido a el menor número de transacciones. Un aumento de M, no provocará inflación sí o sí, La velocidad de circulación no es constante, es más, está disminuyendo. Actualmente el BCE centra sus esfuerzos, en conseguir la estabilidad de precios y no tanto en la vieja preocupación de que inyectar dinero (como ha tenido que hacer para salvar la economía), es sinónimo de tensiones inflaccionistas.

Esto es todo amigos, espero que os haya gustado. Hasta el próximo artículo de LA BOLSA DE LANZA.

HUMANIDAD Y DESARROLLO: UNA RELACIÓN INVERSA (Unas líneas sobre mi visita a Marruecos)

Todo comenzó una gélida mañana de Noviembre. Era lunes y mi jornada laboral estaba a pocos minutos de comenzar. De pronto, el teléfono móvil, que descansaba plácidamente  en mi bolsillo, vibró advirtiéndome de que alguién había escrito un comentario en mi blog, para mi pesar, algo poco habitual aún. Al leerlo, la mueca habitual que tiene un servidor un lunes, a eso de las ocho de la mañana, se tornó raudamente en una sonrisa que elevó la comisura de mis labios casi por encima de mis orejas.
Era un viejo amigo de mi padre, antiguo compañero suyo de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Málaga. En muchas ocasiones, esta persona había intentado, sin éxito, saber algo de mi padre o de mi familia, a los que no veía desde los años setenta.
Fueron Google, la constancia de Omar y posiblemente “el cabeza” desde el cielo, los ingredientes que se conjugaron para que se obrara este pequeño milagro y para que de nuevo este blog sirviese para algo.
Pues bien, tras esta serie de coincidencias, acepté encantado la invitación de hoy mi amigo Omar. Sin pensármelo  mucho, decidí emprender el trayecto que separa Málaga – Mi tierra – de este país desconocido hasta ese momento para mí.
Estoy hablando de Marruecos.
Tuve la inmensa fortuna de pisar por primera vez suelo africano acompañado por esta persona, la cual posibilitó que me pudiese olvidar de aspectos como la planificación del día, alojamientos apropiados, etc. y así poder imbuirme de lleno en la sociedad marroquí.
Este que escribo ahora, es un post sobre todo social, hecho que no me preocupa. He comentado alguna vez, que un buen economista deber ser una buena combinación entre lo meramente numérico o analítico y lo humano.
Ahora mismo diviso mi tierra desde unos 5000 metros y la concepción que tenía sobre Marruecos ha cambiado de manera significativa.
No se el porqué, pero me ha sorprendido su paisaje, mucho más verde de lo que esperaba.
Me ha sorprendido su desarrollo, que en metrópolis como Rabat , Casablanca y Marrakech, se hace palpable en multitud de grúas que nos enseñan orgullosas, el hecho de que aquí no se ha parado de construir. Modernas estructuras incluso me hacen sentir envidia sana de lo que ellos tienen ahora y nosotros perdimos hace ya algunos años fruto de nuestra avaricia y nuestro consumismo sin mesura.
imagen 013
No quiero llevar a confusión a mis lectores y hacer pensar que aquello es Disneylandia. La desigualdad en la distribución de la renta implica una brecha bastante amplia entre las clases altas y los más desfavorecidos, más profunda que en nuestro país. Aproximadamente sólo un 15% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Un 40% de la población se dedica a la agricultura.
IMG_5354
Marruecos ha crecido durante la crisis, aproximadamente un 5% lo que lo califica como un país emergente. Sin duda, lo es. Y es este hecho lo que te sorprenderá si lo visitas por primera vez.
Marruecos, el país de las cuatro capitales, tal cual me dijo un improvisado guía que nos encontramos en nuestro segundo día en Rabat.
Rabat, capital diplomática.
Casablanca, capital financiera.
Marrakech, capital turística.
Fez, capital cultural.
Un recorrido que no debes perderte y en el que encontrarás a gente que te ayuda, sin esperar nada a cambio y posiblemente, poseyendo muy poco.
Este emergente, aunque por ahora, inferior nivel de desarrollo contiene personas maravillosas y por desgracia  también contiene una fama errónea de cara al exterior que pienso yo, que no le hace justicia ni por asomo.
La relación humanidad/desarrollo, analizada desde esta óptica, es claramente inversa y este hecho me ha dado bastante que pensar estos últimos días.
Con este artículo sólo pretendo animaros a que visitéis Marruecos y sintáis su esencia. Yo os puedo asegurar que os hago esta invitación sin esperar nada a cambio. No tengo intereses económicos allí. Puede que algún día sí.
😉
Hasta otra amig@s!
Nunca lo he hecho antes, pero hoy quiero dedicar este artículo a dos personas: A mi padre, allá donde esté y a su amigo Omar, de quién hemos recibido un trato espectacular tanto mi señora como yo. ¡Va por ustedes, maestros!

SI NOS QUEDA ALGÚN DIENTE COMEREMOS TURRÓN

A menudo me llegan recuerdos de una clase de Econometría III, en la que un profesor, del que por cierto guardo muy buen recuerdo, trataba de enseñarnos y explicarnos algo sobre análisis de series temporales.

En concreto estábamos analizando cómo se comportaba la variable “gasto medio de los españoles en hoteles” a lo largo del tiempo. En el gráfico, con datos de periodicidad mensual, se veía claramente como este, se comportaba de manera claramente estacional, aumentando en la época estival y también algo en Navidades.

No importaba el año en qué nos encontrásemos, el consumo de hoteles por parte de los españolitos siempre hacía lo mismo, salvo en 1992, que presentó altos niveles en meses distintos al verano. ¿Sabéis por qué? A ver si alguien lo dice.

Volviendo al tema, este fenómeno no se da sólo en España, se da en todos los países desarrollados.

Rápidamente y viendo que nadie iba a hacer la pregunta, el profesor mostró en el gráfico, como incluso en 2008 y 2009, es decir, en plena crisis económica, la variable se comportaba igual, alcanzando niveles de años donde las crisis sólo salían en el telediario y en los mejores cines. Este fenómeno si que fue más acentuado en España, momento en el que le mostramos al mundo, como lo último a lo que renunciábamos era al chiringuito, a la cervecita y a cualquier marisquito que se nos antojase, aunque el precio de este no fuera el más indicado para nuestros maltrechos bolsillos. Todo daba igual, el vecino estaba cerca y teníamos que demostrarle que estábamos por encima o como mínimo a su altura.

Hemos sufrido más que nadie en la crisis, por nuestra incapacidad para ahorrar, a diferencia de otras economías, que se comportaron de manera más prudente. Y no es que dejaran de comerse el pavo, o lo que quiera que coman los nórdicos, sino que supieron ajustar mejor sus gastos con sus ingresos.

Se aproxima la Navidad, se volverá a repetir el fenómeno de gasto altamente desajustado con ingresos y dentro de unos años igual, también comeremos turrón,claro, si nos queda algún diente.

ECONOMYNGLISH: El CROWDFUNDING

Hoy en ECONOMYNGLISH vamos a tratar el término “crowdfunding”, el cual proviene de “crowd” (masa,multitud) y de “funding” (financiación) pues casi que despido hasta el próximo post…
Era broma. Al hablar de crowdfunding nos estamos refiriendo a una nueva vía que tienen las empresas para conseguir el dinero necesario para arrancar. En resumen, lo que hacen es publicar sus proyectos (planes de negocio) en unas webs dedicadas a este fin. Luego, muestran las recompensas que dan a sus inversores para finalmente, si se cubre el dinero necesario para despegar, transferir el mismo, a los creadores del proyecto. En ocasiones no es necesario cubrir todo el capital, hay modalidades que transfieren lo recaudado hasta el plazo durante el cual está disponible el proyecto para invertir.
Por último decir que, en sus inicios, no era dinero lo que se solicitaba. Antes, lo que los individuos interesados ofrecían, era su trabajo. Debido al éxito que tuvieron estas iniciativas, la tradicional costumbre, terminó derivando en el actual concepto de crowdfunding.

Ahora si que me voy.

Hasta la próxima lectores! Se os aprecia 🙂