EL VERDADERO ECONOMISTA.


Es sin lugar a dudas una de las especies más abundantes en la fauna empresarial del país. Puedes salir al campo, dar una patada a un pedrusco y ver como salén correteando y huyendo despavoridos por si acaso, se les plantea alguna cuestión de índole económica. Si amontonásemos las orlas de todos, podríamos casi llegar a la luna.
Entonces, ¿existen muchos economistas en el territorio? ¿Estamos cubiertos de cara al futuro de un riesgo de incompetencia empresarial?
Mi respuesta es clara y rotunda:
NO
¿Por qué no?
Porque el economista es una especie en peligro de extinción.
¿Pero no decías antes que hay muchos?
Si, hay muchos pero la inmensa mayoría pierden rápidamente los méritos para ser considerados como tales.
¿Cómo los pierden?
Está bien, te contaré porqué ya no son economistas.
Resulta que una vez que les dieron el título, dejaron de lado todo lo relacionado con la prensa color salmón.
Encontraron un trabajo y se convirtieron en autómatas, no pensaban en cómo mejorar los procesos, sólo en terminarlos.
Nunca criticaron o se cuestionaron alguna teoría económica , las dieron como buenas. No intentaron emprender ni tienen pensado hacerlo.
No demuestran ningún dominio teórico cuando sale a colación, alguno de los temas más importantes del panorama nacional o internacional.
Terminaron la carrera sin tener claros y livianos conceptos como “activo, pasivo, rentabilidad, PIB, etc.”
Aaaaaah, ahora entiendo que quieres decir.
Me alegra saberlo. Por último no quería despedirme sin matizar que la pérdida de la condición de economista no es irreversible. Siempre hay tiempo para proponérselo y para sacar al monstruito que llevas dentro, que muchos que no han tenido la oportunidad de realizar unos estudios universitarios, te llevan kilómetros de distancia y a mi parecer, merecen mucho más que tu, ser denominados VERDADEROS ECONOMISTAS.

Hasta la próxima fluctuación, perdón, publicación. 😛

Anuncios

2 pensamientos en “EL VERDADERO ECONOMISTA.

  1. Totalmente cierto, pienso exactamente lo mismo. Y me ofende profundamente que consideren que “economista” es ser ese autómata del que tú hablas, que sólo rellena papeles, coge teléfono, y pica datos, cuando eso no se acerca ni por asomo al término.
    Gran entranda 😉

Me gustaría conocer tu opinión:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s