¿QUÉ ES EL EFECTO BLURRING?

Queridos lectores, quería compartir con ustedes este concepto, que he sacado de este artículo y me ha parecido muy interesante.

“…Efecto ‘Blurring’

El estrés en el trabajo tiene mucho que ver con el efecto Blurring o lo que es lo mismo, la línea que separa la vida laboral de la personal, cada vez más difuminada debido a las nuevas tecnologías. Y es que éstas han entrado en nuestros smartphones y tablets para quedarse. Nos acompañan las 24 horas del día y la facilidad para acceder a ellas hacen que el trabajador esté conectado a su trabajo incluso fuera del horario laboral.

Según el Barómetro del Clima Laboral, el 94% de los directivos afirma que dedica demasiado tiempo a su trabajo, frente al 82% de los no directivos.

De hecho, ocho de cada diez trabajadores (79%) que ocupan altos cargos afirma que, a menudo o de vez de cuando, trabajan fuera del horario laboral sobre todo durante el fin de semana, en vacaciones en segundo lugar o por las noches, una vez finalizada la jornada en la oficina. Este dato contrasta con el 65% de los no directivos que también asegura trabajar después del horario establecido para ello…”

¿ES VUESTRO CASO? Se aceptan opiniones.

PORTER, FUERZAS COMPETITIVAS EN EL EMPLEO.

En su obra de 1980, Michael Porter en su libro, Competitive Strategy: Techniques for Analyzing Industries and Competitors, analizó cuáles eran las causas de que una empresa alcanzara rentabilidad en un mercado. Definió un modelo basado en cinco fuerzas competitivas que condicionarían el éxito o fracaso de cada compañía, en su intento de acceder triunfalmente al mercado.

Más tarde, en 2014, un servidor, aplicó este modelo al mercado laboral para analizar que factores influyen en un desempleado, cuyo objetivo es acceder a un puesto de trabajo. Nosotros somos la empresa y acceder al mercado laboral es nuestra rentabilidad. Analizamos a continuación las cinco fuerzas competitivas:

ENTRADA DE NUEVOS COMPETIDORES

En nuestro escenario, la entrada de nuevos competidores es alta. Millones de españoles compiten a diario en el mercado laboral. Las barreras que se encuentran para el acceso son muy bajas, todo el mundo o casi todo, está preparado para optar a un puesto. La inversión inicial para el acceso tiene un coste muy bajo, acceder de manera competitiva ya es otra cosa. Para no sentirnos amenazados ante esta avalancha tendremos que potenciar el valor de nuestra marca personal. También podremos obtener economías de escala si mecanizamos nuestro método de búsqueda y usamos perfiles profesionales que nos permiten acceder a muchos empleos y nos permiten ser encontrados. Debe ser un método sistemático, estricto y continuo. Nuestro coste será el tiempo que le dediquemos.
También debemos comprobar que estamos usando todos los recursos tecnológicos disponibles. ¿Sigues en el 1.0.? Espero que no. Usando apropiadamente estos y otros factores estaremos ganando competitividad frente a otros.

PODER DE NEGOCIACIÓN DE LOS PROVEEDORES

Aunque no esté del todo acuerdo, no somos una empresa, somos un yo. Pero,¿tenemos proveedores? ¿Podemos tomar cosas prestadas o incluso comprarlas para tener más éxito? ¿Es elevado el coste de obtener estas ayudas? Mi opinión es que no es este nuestro problema, podremos fácilmente rodearnos de personas adecuadas que nos abran puertas, nos den ideas a cambio de recibir sólo un feedback nuestro en lo que ellos estén enseñando al mundo. Si te ayudan, ayúdales y viceversa. Sí hablamos ahora de proveedores a cierto coste, nos estamos refiriendo a hacernos premium para destacar en algún portal de empleo o a contratar los servicios de Coaching de algún profesional o empresa. A día de hoy, dada la amplia oferta que hay, no tienen un poder de negociación importante.

PODER DE NEGOCIACIÓN DE LOS COMPRADORES

Nuestros compradores son las empresas que buscan personal de las cuales muchas tienen subcontratados los RRHH. Su nivel de poder a día de hoy es alto, muy alto. Disponen de innumerables productos que comprar, todos los que están en búsqueda activa de empleo. Esto les permite tirar los precios que quieren pagar y las que tienen todo bien organizado, están en situación de cobrar más por sus servicios ya que el exceso de oferta del mercado, satura y hace inservibles viejos métodos de selección. Tienen mucho donde comprar, lo que eleva su poder y nos frena en competitividad.

AMENAZA DE PRODUCTOS SUSTITUTOS.

No vendemos un producto, nos estamos vendiendo a nosotros mismos pero por desgracia, existen productos para las empresas que pueden sustituir a un bajo precio o incluso a coste cero, nuestro contrato laboral. Figuras contractuales como las prácticas no remuneradas, las becas, los contratos en formación, son amenazas con las que nos vamos a encontrar y va a ser difícil luchar contra ellas. Contra esto, mucha marca personal y después, más marca personal. Si no vamos a poder competir en precio tenemos que presentarnos como un producto de lujo.

LA RIVALIDAD ENTRE LOS COMPETIDORES.

Es alta en número pero bajo mi punto de vista, algo baja en calidad. Apenas que nos esforcemos un poco, podremos diferenciarnos de ellos, haciéndolo de manera distinta al grueso de los que buscan empleo. (Hacer un video currículum, una carta de motivación al puesto, un blog, conseguir recomendaciones visibles y un largo etcétera.) La rivalidad es consecuencia de cómo estemos posicionados en las cuatro fuerzas anteriores.

Por último y para terminar, me gustaría concluir que todo esto es un proceso dinámico, estas fuerzas cambian de nivel de poder continuamente por lo que habrá que estar muy atento para ver cuando es el mejor momento para el asalto a una oferta de trabajo. Todo influye.

Mucha suerte y gracias por leer esto hasta el final.

INFLACIÓN Y DESEMPLEO: La curva de Phillips

Inflación, desempleo…conceptos con los que nos chocamos todos los días al encender la radio o la televisión. ¿Están relacionados? ¿En qué sentido?

Antes de nada definiremos Inflación como un aumento GENERALIZADO en el nivel de precios. Pongo en mayúsculas lo de generalizado para que no nos equivoquemos y pensemos que un aumento de precios no generalizado es un hecho inflacionista. Que suba el precio de la leche, manteniéndose los demás precios constantes no es inflación.

Bien, aclarado esto, volvamos al principio.

¿Están relacionadas las variables desempleo e inflación? Si esto fuese así, combatir el desempleo sería algo factible con Política Monetaria ( una política monetaria es una decisión sobre alguna variable económica, por ejemplo aumentar la oferta monetaria (fabricar dinero) en vías de aumentar o disminuir dicha variable.

El primer economista que intentó relacionar inflación y desempleo fue Phillips que desarrolló el concepto de curva de Phillips en el que exponía que inflación y desempleo están relacionados inversamente. Es decir aumentando la inflación podríamos bajar el desempleo, así que bastaría con fabricar dinero físico, provocar un aumento de precios y bajar el paro. ¿Fácil, verdad?

Por desgracia todo esto se desmontó a partir de los años 70, cuando la crisis petrolífera, aumentó los precios de forma generalizada al ritmo que incrementó el desempleo. A este fenómeno se le denomina estanflación.

También se desmontó en el sentido de que al enterarse los trabajadores que el gobierno iba a aumentar precios, estos exigían aumentos salariales que frenaban otras contrataciones, el dinero de las empresas iba para aumentos de sueldo, no para nuevas contrataciones.

Para rematar a esta teoría, definió Friedman la tasa de paro natural, porcentaje de la población que no está dispuesto a trabajar (viven de las rentas, del ahorro pasado)
Intentar bajar la tasa por debajo de este nivel es ya impensable sin originar graves problemas inflacionistas.

Pues nada, a pesar de todo esto aún existen instituciones que usan curvas de Phillips para sus medidas de Política Económica.

Así nos va…

Reflexión personal sobre mi situación laboral.

El mercado laboral actual provoca tal desesperación que hasta los más pacientes y constantes nos desesperamos en determinadas ocasiones. Yo siempre he creído en mí y aún sigo haciéndolo. No soy el mejor, pero sí de los mejores cuando me propongo algo. Necesito sentirme útil y productivo laboralmente y debo tener algún lastre oculto que me impide superar cada proceso en el que me inscribo. Se que voy a conseguirlo y cuando lo consiga me voy a agarrar tan fuerte como un árbol a la tierra. Soy muy ambicioso pero no me preocupa el dinero, lo que me inquieta es que cada día que pasa estoy perdiendo valor profesional por falta de uso. Mi objetivo es demostrar que los que no me escogieron, cometieron el fallo de su vida, demostrarlo con hechos y logros importantes y no con palabras. Buenas noches a todos y mucho ánimo para todos mis contactos que están como yo: desempleados pero no parados.