TRADUCIENDO AL CASTELLANO: La cláusula suelo

¿Aceptas a Banco como legítimo esposo? En la salud y en la enfermedad, en la adversidad y en la prosperidad y así todos los días hasta que la vida del préstamo os separe…

Si quiero

Bueno, esto es lo primero a lo que nos comprometemos cuando estamos sentados ante la escritura de préstamo en la notaría de turno.

Y sucede que en la mayoría de los casos estamos aceptando la controvertida cláusula suelo.

¿Qué leches es esto?

Como comprenderéis nadie presta el dinero gratis (excepto los chinos entre sí). En la mayoría de los casos estamos firmando una hipoteca con unos intereses variables, compuestos por un índice (casi siempre el Euribor) y un diferencial (+1,+2,etc.) de tal forma que al final pagamos en concepto de interés la suma de los dos.

Si firmamos por ejemplo un Euribor +1 y el primero está a 1, estaremos pagando un 2% de intereses. Y como buenas empresas que son, no pueden permitir que esto que cobren, sea demasiado bajo debido a que el Euribor baje más de la cuenta. Si el Euribor se pusiese en 0’1, sólo pagaríamos el 1’1% y eso no es suficiente precio.

Cuando un banco te establece un suelo está evitando este riesgo poniéndote un precio mínimo que vas a pagar. Es decir si tienes un suelo del 3%, independientemente de como esté el Euribor vas a pagar ese tipo de interés.

Si el Euribor está a 3’5% y has firmado Euribor +1 pagas 4’5% pero si el Euribor bajase al 1% no vas a pagar el 2%, vas a pagar el 3% gracias a la querida cláusula suelo.

Lo contrario al suelo es la cláusula techo pero esta se encuentra en el espacio sideral.

Creo que este post se puede entender sin calculadora.

Que la fuerza os acompañe.

Anuncios

PRÓXIMAMENTE

Hola a todos:

Para esta semana estoy preparando un artículo sobre los principales productos para invertir en bolsa: acciones, futuros, opciones, etc.

Será, como intentó siempre, de fácil comprensión y exento de tecnicismos, salvo los imprescindibles, porque ya sabéis, yo trato de escribir “economía al alcance de casi todos”

Nos vemos en breve!

ENTREVISTA: GUÍA PARA LA BATALLA

Hoy estoy contento, alegre, radiante, eufórico. He conseguido algo que a día de hoy y en mis circunstancias, no es nada fácil: una entrevista de trabajo.

Ha sido a través de Infojobs y en dicha oferta, había más de 2500 candidatos. Por eso empezaba así este post, conseguir al menos la oportunidad de presentarme ya es un éxito. Pero claro, no servirá de nada si no gano la batalla final, si no me paso al último monstruo, como se diría en el argot de los videojuegos a los que por cierto no soy muy aficionado.

A continuación voy a contar esquemáticamente los aspectos que tengo que cuidar y espero que también os puedan servir para aplicarlos vosotros. Voy a diseñar una estrategia para vencer la batalla.

– Voy a estudiar a la empresa a través de internet y RRSS
– Trataré de adivinar la persona que me entrevistará para ver como puedo empatizar con el o ella.
– Llevaré armas. Un folio con preguntas anotadas.
– Improvisaré poco.
– Mostraré como mis habilidades encajan en los requisitos del puesto.
– Añadiré sutilmente habilidades que poseo y que pueden ayudar a la empresa en otros departamentos.
– Adaptaré mi look a la empresa y al puesto.
– Llegaré justo 10 minutos antes.
– Y lo más típico, explicaré con claridad y brevedad mi trayectoria haciendo hincapié en todo lo que encaje con el puesto mostrando mis logros personales en otras compañías.

Bueno, hasta aquí mi pequeña guía de la que espero obtengáis algún beneficio presente o futuro.

Nos vemos otro día!

TRADUCIENDO AL CASTELLANO: LAS PREFERENTES.

¿Qué son las Preferentes?

Lleva sonando mucho tiempo el caso de las preferentes y desde luego, no para bien. Son muchos los afectados por haber invertido su dinero en ellas y ahora no poder recuperarlo. La conclusión que muchos toman es la misma: Los Bancos son unos estafadores y no tiene porque ser cierta siempre.

Antes de todo vamos a explicar que narices es una acción preferente:

Cuando uno tiene un dinerillo ahorrado se plantea que hacer con el y en el 99% de los casos acude al banco. Las opciones más comunes pueden ser meterlo a plazo fijo y no arriesgar nada o comprar acciones y esperar a ver que pasa con su precio.

En esta segunda opción se encuentran las Acciones Preferentes, nombre engañoso donde los haya, pues yo más bien las llamaría no preferentes. A la hora de cobrar son las últimas de la fila, una vez que la sociedad ha pagado a sus afortunados inversores, si queda algo en el fondo del cajón, pues se reparte entre los accionistas preferentes.

Para qué su nombre les haga justicia a la hora de derechos de cobro tiene que ocurrir una cosa: La quiebra de la compañía, vaya plan.

Lo más gracioso de todo es su vencimiento, es decir, la fecha pactada para cobrar. Las preferentes no tienen vencimiento, la sociedad convierte las acciones en dinero cuando quiera o pueda.

Por último y resumiendo. Si la sociedad marcha bien, las preferentes dan una rentabilidad muy alta, pero amigos, si la cosa se tuerce, los accionistas preferentes cobrarán cuando las ranas críen pelo.

Es decisión de cada uno pensar si la culpa del problema es de las sociedades que no explicaron bien lo del vencimiento o si la culpa es del inversor que firmo a ciegas el contrato sin preocuparse por lo que eran las dichosas preferentes.

Hasta otra!