LA TECNOLOGÍA: Aliada o enemiga del empleo.

Imagen

Érase una vez un planeta llamado tierra, que allá por el Siglo XVIII, comenzó un proceso llamado industrialización. Con este proceso llegaron muchos avances en los métodos de trabajo, como por ejemplo la utilización del ganado en la agricultura. Ya no eran necesarios 10 hombres para tirar de un arado, un sólo buey podía tirar perfectamente del mismo y soportar el peso no sabemos si con o sin problemas. La cuestión es que podía.

Más adelante, con la mecanización de los procesos productivos se comprobó que una sola máquina podía hacer el trabajo de siete hombres bien preparados. Y así, muchos ejemplos…

No tardaron en saltar los teóricos de la época, argumentando que estos avances tecnológicos estaban provocando una drástica sustitución de mano de obra por maquinaria, lo que claramente generaba desempleo. Este desempleo, acompañado de una mayor productividad, conllevaba un exceso de producción y una caída del consumo. La demanda no podía satisfacer la Oferta.

Ahora en nuestros tiempos, el símil de esta teoría sería, lógicamente que la tecnología que continuamente evoluciona, además, cada vez más rápido es la culpable del problema del desempleo. Ya no necesitamos tantos carteros, necesitamos Whatsapp!

En fin, todo esto se desmorona viendo el incremento que ha experimentado la población, tanto de la media europea, donde casi se ha duplicado y en la cual en medio de esta terrible crisis el desempleo medio está en torno al 10%, como de España que pese a soportar niveles de paro que rondan el 25%, también ha visto incrementada su población. De ser cierta la idea inicial, todos habríamos muerto de hambre y en el mundo seríamos menos, pero más ricos.

Así que, bajo mi punto de vista, estos avances en tecnología nos han hecho mejorar lo que ocurre es que ciertos países no hemos sabido ahorrar, para así aumentar la inversión y poder generar empleo de calidad y en la cuantía que necesitaríamos hoy. Países que lo han hecho mejor, ahorrando más, poseen empresas que invierten en nuevos proyectos y que están generando empleo a día de hoy.

Pero nada, aquí nos gusta gastárnoslo todo y si hay que pedir prestado para gastar más, se pide, aunque el interés roce la usura.

Estoy seguro de que algún día cambiaremos.

Un saludo a todos mis lectores (que serán uno o dos, nunca más de tres) 😛

El sentimiento laboral español

Imagen

Hola a todos:

Hoy es mi segundo día como bloguero y como aún estoy madurando los temas a tratar en las próximas entradas, voy a rescatar un mini artículo que escribí en una nota de Facebook allá por Octubre de 2011. La lectura que hago a día de hoy, dos años y algunos meses después es que el panorama ha cambiado poco o nada, por lo que el fenómeno del Brain Drain se sigue dando de forma alarmante para nuestra economía.

“En los tiempos que corren y viendo como está de maltrecho el mercado laboral español, me ha rondado la idea de lanzar mis redes, en busca de alguna oportunidad, hacia el mercado extranjero. Si este pensamiento rondara por la cabeza de demasiados jóvenes en búsqueda activa de empleo, (Pueden estar seguros de que esto sucede) estaríamos ante una delicada situación para el mercado nacional.
Países como Estados Unidos, Inglaterra o Australia, ofrecen a los trabajadores cualificados un abanico mucho más extenso de oportunidades profesionales en las que desarrollar su carrera. Estos últimos se están aferrando a este movimiento migratorio, que es conocido como Brain Drain (Fuga de talentos).
Esta situación impedirá que crezca el número de emprendedores potenciales que operen en España, muy necesitada de estos perfiles, impedirá el desarrollo tecnológico español y sin una tecnología que absorba el problema demográfico que se ve venir (Pocos trabajadores para soportar las pensiones) llevará posiblemente a España a una situación aún mas desesperada de la que vivimos hoy.
Entonces, ¿qué debe hacer un español? ¿Mirar por su futuro personal o identificarse y ayudar a un país que tan pocas oportunidades le ofrece? La respuesta parece clara.”

Bueno, pues habiendo refrescado el tema, me despido hasta el próximo post.

Breve presentación del autor

Toda presentación debe empezar con un hola, aunque no se si está también,  ya que como es mi primera entrada al blog, supongo que aún no tengo ningún seguidor y entonces nadie va a leerla.

Ese ha sido el primer pensamiento mientras me familiarizo con WordPress y creo que no ha sido acertado ya que una vez que esto vaya creciendo, la gente leerá este post y se reirá de lo verde que estaba en mis inicios como bloguero. Bueno, me da igual que se rían. En realidad yo soy el que más me río de mi mismo y creo que eso es bueno.

El pasado Viernes, durante una charla con una persona que me quiere ayudar a encontrar trabajo en mi profesión (Por cierto, soy economista), me indicó que una manera de diferenciarse del resto de competidores (En mi caso, otros desempleados) es crear una marca personal y una de las herramientas que uno debe emplear, es la creación de un blog “profesional”. En el, debe escoger un tema relacionado con sus conocimientos e ir desarrollándolo poco a poco.

Aún no se lo que voy a hacer, estoy gateando en este mundillo. Intuyo que estará relacionado con la economía, ciencia amplia donde las haya, la cual me dará mucho juego para convertir noticias o datos a priori infumables, en conocimientos útiles y efecientes para mis lectores.

Bueno, pues eso, hasta la próxima.